24 julio, 2024

En Santo Tomás falleció Ricardo Charris, el campesino, el literato, fotógrafo y el político de izquierda

Su cadáver está siendo velado en la Funeraria Universal sede de este municipio y el sepelio hoy a las 4 de la tarde en el Cementerio de Santo Tomás.

Ricardo Charris Fontalvo, de 85 años de edad, nacido en Santo Tomás falleció al mediodía de este martes 2 de julio, luego de haber estado internado en una clínica de Barranquilla por quebrantos de salud.

Charris Fontalvo desde muy joven se dedicó al campo al lado de su padre y algunos hermanos, pero luego, pese a sus pocos estudios se dedicó a la lectura más que todo libros de izquierda, entre ellos los de Lenin. Carlos Marx, libros de historia, siendo un empírico, así como obras arqueológicas y antropológicas y fiel a la clase social, bastante opositor a la vieja y actual clase política.

Lo que más le duele a uno de sus 8 hijos Reyis Charris, también fotógrafo dijo no haber podido editar su libro sobre la vida costumbrista de Santo Tomás, más que todo por celos de los administradores de la época que nunca confió en ellos porque le podían hacer la “jugada” de cambiarle el contexto de lo que escribió de todo los sucesos y anécdotas del municipio de Santo Tomás y circunvecinos.

Sin embargo, deja un gran legado para sus hijos y la comunidad de Santo Tomás de ser un gran personaje, admirados por muchos.

Reyis, su hijo manifestó que el cadáver de Ricardo Charris está siendo velado en la funeraria Universal, sede de Santo Tomás y el sepelio será a las cuatro de la tarde de hoy miércoles 3 de julio en el Cementerio municipal de Santo Tomás.

HABLA SU HIJO REYIS CHARRIS

El director del portal VOZ DE ORIENTE, tuvo la oportunidad de dialogar en la mañana de hoy con su hijo Reyis Charris, quien entregó datos importantes sobre la vida de este gran personaje tomasino.

“Ricardo Charris Fontalvo, tenía 85 años de edad, campesino de naturaleza, después fotógrafo, aprendió la arqueología empíricamente y fue un aporte invaluable para la cultura tomasina”.

En el aspecto familiar, Ricardo tuvo ocho hijos: “Wilberto, Mónica, Vladimir, Reyis, Ricardo, Alexander, Nidia Esther y Luis Miguel, el último de todos. Mi padre siempre vivió en la calle La Ciénaga, calle 2 número 8-57, casa de sus padres y al lado construyó su propia vivienda”.

En cuanto a su vida cotidiana, Reyis, su hijo dijo que éste fue: “cuando era muy niño recuerdo que mi papá fundó el Partido Comunista y la Juventud Comunista al lado de Juan Sarmiento, Dagoberto Charris, entre otros ya fallecidos y yo tenía 7 años yo repartía el periódico VOZ PROLETARIA y se los llevaba a Dagoberto Charris, Jorge Fontalvo Escorcia, Aristarco De la Hoz, Juan De la Hoz, José Ramón Mejía, Pablo Caballero, Pedro Conrado, Jacobo Morales, Pedro Badillo Noriega, al fallecido José Bolaños De la Hoz, muchos más pero no recuerdo en el momento”.

Sobre la combinación del campo con la política, un verdadero personaje de izquierda, Reyis manifestó: “mi padre primero fue ladrillero o sea la preparación de este producto para la construcción los cuales se los vendía a al comerciante Carlos Navarro, quien vivía en la Plaza Principal y eran muy amigos. Aparte de este fue un gran campesino en los años 77 al 80, aprendió el arte de la fotografía y combinaba esta con el negocio del ladrillo, por eso era una persona polifacética y un tiempo después comenzó a interesarse a la cultura tomasina. Lo de ser escritor fue innato de él y de su vida, a pesar de haber estudiado mucho escribía y tenía buena rima, hasta prosa. Cualquier literato lo envidiaría sinceramente. También aprendió la fotografía y sabía mucho de arquitectura y hablaba del desarrollo de este tema mucho, de sus costumbres religiosas y las costumbres comunes del pueblo tomasino”.

Lamentablemente todo lo que sabía Ricardo Charris de cultura, el campo no lo pudo sintetizar en algún libro o revista, pero aquí está la razón dicha por su propio hijo: “fue su único sueño no cumplido en publicar un libro o una revista, sin embargo, el suelo es una realidad porque el libro está escrito, pero no se pudo publicar quizás porque las administraciones de esa época no le cumplieron e iba a todas las alcaldías, menos a la actual porque ya estaba perdiendo la memoria. Puedo decir que el libro quedó hecho y conozco de una copia, la original que una persona de confianza de este municipio que él se la dio y espero que la misma no las entregue para nosotros sus hijos procedamos a editar el libro. Esa persona se lo llevó y más nunca lo trajo a su casa”.

Sin embargo, durante el diálogo con este portal Charris dijo: “tengo una copia en blanco del libro, la cual está en poder de mi hermana, pero la original donde se encuentran las fotos a color que yo edité y arreglé con mi primo y el licenciado Luis Muriel lo ayudaron a corregir y redactar y ese es el que tiene la persona de confianza y esperamos que lo devuelva”.

Finalmente dijo que su padre lo identificaba como una persona: “fue un excelente padre, tuvo 8 hijos y les enseño buenas costumbres y valores que es lo más importantes que uno puede tener en la vida y todos somos de una pieza como era él. Tengo muchas fotos de mi padre de trabajos que adelantamos juntos, algunas no se han publicado y mucho menos se han dado a conocer, las cuales reposan en mi poder”.

COMENTARIO DE PEDRO BADILLO NORIEGA

El escritor, educador y sociólogo Pedro Badillo Noriega hizo el siguiente comentario sobre Ricardo Charris Fontalvo:

“Se nos fue uno de los grandes de este municipio, un hombre campesino, con poca formación académica, sin embargo esas limitaciones no fueron obstáculo para tomar parte activa en la vida política, económica, social y cultural de este municipio, dirigente comunal, deportivo, político y cultural, Investigador e historiador empírico, sobre todo en la parte arqueológica e histórica de este su terruño al que quiso entrañablemente y tenía un conocimiento de los quehaceres de Santo Tomás, siempre militó en la izquierda política, más que todo en el Partido Comunista.

Hoy el Museo Arqueológico, que nunca ha funcionado lleva su nombre, dejó un trabajo fotográfico que tiene que ver con el desarrollo arquitectónico de Santo Tomás y muchos escritos que no se pueden perder. Que la administración municipal o el Centro de Memorias se interesen por ellos.

Buen viento y buena mar donde quieras que llegues estimado compañero”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *