25 septiembre, 2022
Por Giancarlo Silva Gómez

Resulta que a un amigo periodista no le gustan mis artículos. Me dice que son largos y tediosos, carentes de estilo y que para colmo de males nadie los lee, ocupando un espacio innecesario en un medio de comunicación. Preocupado como estoy por esta situación, y haciendo gala de mi egocentrismo nato, me di a la tarea de preguntarle a mis amigos si me estaban leyendo o si este amigo periodista tenía razón y debía retirarme de las líneas. Y contemplé esa posibilidad. Por 15 días dejé quieto el teclado, pero Pedro Conrado, Pablo Caballero, Aurelio Pizarro y mi compadre Jorge Charris me dieron una voz de aliento y heme aquí de nuevo, jodiendo la cotidianidad y sacándole punta a la rutina. Y como si ese apoyo no fuera suficiente, me llama Moisés Carrillo para felicitarme por mi último artículo y me dice: “gianca, te tengo una idea para el que viene”. De esa llamada sale esta locura escrita a dos manos que les comparto hoy.

LA CONSTITUCIÓN DE 2021

Esta última semana ha sido demasiado movida. Comenzamos hablando del probable éxito de las vacunas para el covid, pasando luego con la volada silente del rey emérito de España, luego por la explosión en el Líbano y cerramos con la decisión valiente e histórica de la Corte Suprema de Justicia de dar medida de aseguramiento domiciliaria al expresidente, ya ahora también ex senador, alvaro uribe velez.

Y esa fue la gota que rebosó la copa. Reacciones de todo tipo comenzaron a surgir de todos los sectores, ora querientes, ora mal querientes, pero a la velocidad supersónica de los memes. Y debo confesar, que casi al final de la noche, mi adormecido y cansado cerebro de alcornoque hacía catarsis por toda la información recibida, y mientras Morfeo hacía de las suyas, un susurro escandaloso me traía, a fuerza de golpes, de nuevo a la dura realidad: el melodioso e irrepetible gorjeo de Paloma, no San Basilio, sino Valencia (heredera de la estirpe del caza-patos Guillermo León), advertía al país y al congreso la necesidad de convocar a una constituyente, después de casi 30 años, que reformara la justicia, y el estado de paso, a la medida de las necesidades judiciales y doctrinarias del Centro Democrático.

Mi espíritu investigativo me llevó a que, al día siguiente, después de varias llamadas furtivas, buscara por medio de unos amigos que tengo en común con cayita daza, el proyecto de texto constitucional que intentarán imponer a madrazos y mandobles. He aquí la primera parte:

Preámbulo.

En nombre de dios, fuente alterna de toda autoridad distinta de la de ÉL, con el fin de terminar de polarizar la república y partiendo del reconocimiento de que la religión católica, apostólica y romana es de la nación, el centro democrático, en ejercicio de su poder autocrático, representado por sus delegatarios en la asamblea nacional constituyente de 2021 elegida por fraude y compra de votos, invocando la protección de la virgen de Chiquinquirá , y con el fin de lograr la impunidad de todos los aforados de tan prestigioso partido político, decreta:

Artículo 1. Polombia es un estado de opinión, organizado en forma de república disgregada, centralizada, centro democrática, restrictiva y fascista, fundada en el irrespeto de la ley y la prevalencia del interés particular sobre el general.

Artículo 2. La soberanía reside esencial y exclusivamente en la doctrina Uribista y de ella emana el irrespeto y persecución de los otros poderes públicos, que se ejercerán en los términos que ÉL disponga.

Artículo 3. La Constitución es norma de conveniencias y podrá ser modificada por el presidente de turno cuando las circunstancias lo obliguen a ello.

Artículo 4. Declárese al Ubérrimo como capital de la república y sede de las oficinas oficiales, en especial la de envigado y la resurrección de los 12 apóstoles.

Artículo 5. Dispóngase la creación de un congreso unicameral elegido por cooptación del centro democrático y cambio radical. Así mismo dispóngase la creación de una corte única presidida por los exmagistrados Pretelt y Bustos.

No tuve acceso al resto, porque al parecer será escrito por el bachiller macías y el mudo meisel, que son unos eruditos en lo baladí. Pendiente queda esta columna del resto del documento para futuras entregas.

Empieza una nueva semana y no tengo claro si será tan emotiva como la que recién termina, o seguiremos atentos a la venta de james, el sudado de la jara, el refrito de pasión de gavilanes, el último sencillo de Arturo Char, al programa de humor del pseudo presidente o le ponemos el ojo al rebrote del covid en Medellín y Bogotá, a causa de la reapertura económica.

Después de esta columna tan larga y cansona estoy por creer que mi amigo periodista tiene toda la razón. Mis artículos son un bodrio. Pero en mi defensa y la de los 3 lectores que la siguen, toca seguir aguantando este ejercicio de la necedad y la soberbia escrita.

¡Gracias Moisés!

About Post Author

3 pensamientos sobre “EL DESAHOGO

  1. Jejje, muy agradable la ironia. Por favor sigue circulando tus pensamientos que hacen bien al lector que necesita estar al punto actualizado.

  2. Buenisimo artículo largo pero analítico de todas índoles que nos esta pasando lo felicito y siga escribiendo para seguirlo leyendo

  3. Amigo y estimado Gian, no pares de escribir. Es obvio que un sentir apasionado plasmado en letras, puede despertar un poco de incomodidad a aquellos que solo quizás, anhelan tal valentía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.