21 mayo, 2024

Falso positivo en presunta violación de niña de 4 años en Carlos Meisel

El educador, que fue herido y se encuentra en su vivienda afectado, formuló denuncia penal en la Fiscalía contra los padres de la menor ya que el dictamen médico resultó negativo

Podríamos decir que la presunta violación de una niña de 4 años el pasado lunes 5 de junio en un CDI del barrio Carlos Meisel fue un falso positivo, debido a que el dictamen de Medicina Legal resultó negativo y de esta manera se pierden todas las acciones penales contra el sindicado, en este caso el educador Sonny De la Hoz Solano.

De la Hoz, es un reconocido educador de Santo Tomás y siempre su actividad ha estado relacionada con organizar y preparar las bandas de guerra de los colegios, así como también preparar las actividades lúdicas en dichos planteles, más casi nunca tiene contactos con niños y niñas, especialmente de esos centros de atención infantil.

Quizás por un mal entendido de los padres de una niña de 4 años que vive en ese mismo barrio lo sindicaron inicialmente de una presunta violación, en este caso dijeron que le había tocado sus partes nobles a la nena.

Los padres se trasladaron el lunes hasta la institución antes mencionada ubicada en la calle 74B con la carrera 26B y dialogaron con la Psicóloga del CDI y al salir se encontraron con el educador en la puerta de entrada donde estaba el vigilante y con otros dos individuos lo atacaron a golpes con arma contundente, trompadas y patadas, siendo el resultado de fracturas en 4 partes de la rótulo de la pierna izquierda, así como heridas en el rostro, fracturas de dos costillas y diferentes golpes en distintas partes de su cuerpo.

Dentro de la investigación de las autoridades, uno de los primeros hechos fue el dictamen médico de Medicina Legal, el cual resultó negativo.

Sonny fue llevado a un centro asistencial, pero manifestó a este medio de comunicación que contra él no hay denuncia penal, pero él con la asesoría de un abogado instauró ante la Fiscalía contra los padres de la menor.

El portal VOZ DE ORIENTE, en la mañana de hoy dialogó con el educador en su residencia de Santo Tomás e inicialmente dijo: eso lunes 5 en horas de la mañana y llegué al CDI para acompañar a una profesora y de repente entran dos hombres, me amenazan y me hacen sentar en una silla y luego que los padres de la menor hablaran con la psicóloga y la maestra de la misma, los sujetos comienzan a golpearme sin mediar palabra alguna, incluso, sin ninguna acusación contra mi persona”.

Más delante, De la Hoz Solano indica: “no alcancé a salir, ya que los tipos me retuvieron en la puerta y le empujaron la puerta al vigilante, un señor de bastante edad y se impusieron ante él y una vez que los padres de la niña salieron procedieron a atacarme. Tanto la psicóloga como la maestra no me dijeron nada al respecto, pero los hombres si me atacaron no sabía las razones en ese momento. Yo lo que pesé en el momento era que nos iban atracar ya que ellos ingresaron a la brava para robarnos, pero antes por el contrario lo que hicieron fue atacarme a golpes hasta lanzarme al suelo indefenso. Tengo lesiones en el tabique nasal, una herida debajo del ojo izquierdo y la fractura en 4 partes de la rótula de la pierna izquierda y toda clase de golpes en el cuerpo, fractura de dos costillas. Utilizaron una varilla de hierro y un bastón de mando que se lo quitaron al celador

Dijo que algunas profesoras me defendieron, rodeándome para que no me siguieran pegando”.

Finalmente Sonny manifestó que el portero había llamado a la policía llegando unos agentes y me trasladaron a un centro de salud con la ayuda del ESMAD, ya que en ese momento la institución educativa estaba rodeada de habitantes de la calle y me llevaron a un centro asistencial donde me valoraron, pero antes la comunidad causó daños y hurtos millonarios en el colegio, el cual dejaron totalmente destruido, el cual se encuentra ubicado en la calle 74B con la carrera 26B del barrio Carlos Meisel”.

Aclaró que en ningún momento lo llevaron a la URI porque no hubo denuncia penal contra él y este viernes en horas de la tarde salió del centro asistencial y ya se encuentra en su residencia de Santo Tomás.

Sin embargo, manifestó que había instaurado una denuncia penal en la Fiscalía contra los padres de la niña y los otros dos individuos por tentativa de homicidio y falso testimonio.

Indicó que los médicos por el momento le habían dado una incapacidad de tres meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *