4 agosto, 2021

Fiesta de la Virgen del Carmen en Santo Tomás queda únicamente la nostalgia

Dos años que no se ha podido celebrar por la pandemia del coronavirus.

Corría la década de los años 60, la franja de terreno donde hoy se levanta el hermoso y progresista barrio El Carmen de Santo Tomás estaba deshabitado. Lo que había era monte, hasta que en el año 62 llegó la primera familia para habitarlo, los Arteta Charris y para sorpresa de ellos, dos años después aparece y construye su vivienda, Rafael Carrillo Diart, conocido cariñosamente como “El Loco Carrillo” y anfitrión de la fiesta de la Virgen del Carmen, por ser su devoto.

Este personaje tomasino, desde esa época y todos los 16 de julio colocaba la imagen de la virgen en la puerta de su casa y le colocaba unas velas y adornaba un pequeño altar con flores silvestres del sector.

Así nace la fiesta de la Virgen del Carmen, barrio bautizado por estas dos familias. La primera destacada por ser personas dedicadas a la cultura y el arte, siendo los animadores, cantores de lo que sería en esa época una fiesta pequeña, pero que con el tiempo se agigantó, ya con la presencia de otras familias que lo habitaron rápidamente y se pusieron al frente de esta organización, entre ellos Jorge Fontalvo Escorcia, siendo presidente del Comité Cívico del barrio por 12 años, mantuvo en firme esta festividad.

Sin lugar a dudas uno de los grandes impulsores de celebración ha sido el dirigente cívico, Agustín Herrera Fontalvo, con alma y corazón le dedicó muchos años a esta actividad cultural y deportiva.

La historia

Este ees el nicho donde colocan la imagen de la Virgen del Carmen

Este miércoles por la tarde, el director del portal VOZ DE ORIENTE visitó en su residencia a este gran personaje. Nos acompañó otra de las impulsoras, Marina Mercado y se inició un profundo diálogo sobre la fiesta de la Virgen del Carmen.

“La tarea de organizar esta actividad fue de un grupo de jóvenes de la época, el comité Cejuproc, conformado por los hermanos Arteta Charris y otros muchachos del sector, se reunieron, ya que yo estaba muy pequeño con el fin del bienestar de nuestro barrio, así como su embellecimiento. En si la fiesta la inicia el fallecido Rafael Carrillo Diart, que tenía una imagen de la Virgen del Carmen y en la Escuela del Club de Leones que quedaba donde hoy funciona el Hospital Local se oficiaron las primeras misas en honor de la virgen. Este local era celado por el señor Armando Cabarcas, uno de los grandes damnificados de la famosa creciente del año 72 en Santo Tomás”.

Más adelante indica Herrera Fontalvo: “ por iniciativa de los jóvenes de impulsar los talentos del barrio y se inicia un programa cívico-cultural y deportivo. Se comenzó con carreras en saco, de ciclismo, atletismo, de fútbol y baloncesto, entre otros y esto servía como integración de los habitantes del sector y esta fecha la teníamos para integrarnos y recrearnos, pero pasó al ámbito municipal y se vino el gran auge con el patrocinio de las grandes empresas de licores de Barranquilla, siendo las primeras de ellas, Concristal y Postobón. Hay que destacar aquí con la ayuda de usted, en este caso Manuel Pérez Fruto que ya estaba al frente del carnaval tomasino y tenía muchos contactos, lográndose el impulso de estas festividades, claro está en la gestión de las tarimas y los equipos de amplificación”.

Manifiesta más adelante, Agustín Herrera que “hacíamos nuestro propio carnaval y la misma fiesta del Carmen, patrocinadas por estas empresas y venían orquestas de mucho prestigio. Hubo otras firmas y una de las últimas fue Cervecería Aguila”.

Indicó que entre las agrupaciones musicales que amenizaban la fiestas de el Carmen se pueden mencionar al Grupo Bananas, Los Tímidos y hace 30 años estuvieron Los Hijos del Sol, el Grupo Altura, Pocho Pérez, Shekeré, así como las locales, entre muchas más”.

Agustín Herrera

También Agustín Herrera se refirió a los organizadores de esta fiesta, claro está en la década de los 80 en adelante, para lo cual dijo: “Son muchos, pero no podría mencionar a todos. Yo comencé a liderarlas, claro está que esto es de equipo y destacamos a Matilde Mercado, Jorge Fontalvo, Marina Mercado, Aidé Barándica, Milton Fuentes, Nelson Gutiérrez, Nelson Salas, Antonio Salas, Karina Salas, Nelly Salas, Carmen Inés Salas, Rosiris Caballero, el Niño Lan, María Caballero, Francia Caballero, Rafael Carrillo, Isaías Bocanegra, Eliécer Herrera y muchos más”.

Para adquirir fondos para las festividades “hacíamos rifas y otras actividades y se programaban dos días de verbena, el 15 y 16 de julio, donde no se presentaba ninguna riña y mucho menos alteración del orden público. Había juegos de suerte y azar, como bancas, riñas de gallos, castillo, vacas locas y cumbiamba”.

Anécdotas

En este lugar se instalaban todas las cantinas o kioscos de venta de licores y cerveza

Muchas son las anécdotas que tiene Agustín Herrera. Una de las primeras es que por el problema de la pandemia del Covid-19 se estancó esta actividad desde el 2020 y no se sabe cuando se podría reanudar estas fiestas, quizás una de las mejores en Santo Tomás y por poco superando a la fiesta patronal y que la única diferencia son las corridas de toros.

Dice que el grupo de “Los Trupilleros” se forma para hacer reconocimiento a los habitantes del barrio, fecha que es el 25 de diciembre donde se narra todo lo sucedido en el año.

Una muy famosa, dice Agustín la tuvo con el periodista Manuel Pérez Fruto, “cuando fuimos a buscar la tarima Barranquilla, contratamos al “Copita Silva”, quien no tenía licencia de conducción y el carro sin papelas y casi un policía nos mete preso por un pequeño accidente y al llegar a Santo Tomás quería que le pagáramos enseguida pero como no estaba la tesorera de la fiesta dijo que se llevaría la tarima a la casa para hacerla leña y cocinar sus comidas. Al final todo se aclaró”.

Para hoy 16 de julio, nos comentó Agustín Herrera se oficiará una misa en la iglesia de la Transfiguración y el municipio ha donado fuegos artificiales, entre ellos un castillo que se quemará pasadas las 8 de la noche en la plazoleta del hospital, sede de estas fiestas en otros años.

Otro devoto, Manuel Guillermo Berdugo Escorcia

En esta esquina se colocaban los juegos de suerte y azar o bancas

Otro de los devotos de la Virgen del Carmen en Santo Tomás fue el destacado comerciante y folclorista ya fallecido Manuel Guillermo Berdugo Escorcia.

Todos los años organizaba un desfile de vehículos por las calles del municipio amenizado con música y muchos fuegos artificiales.

El desfile en los últimos años de su vida terminaba en su estadero, Maguiber, donde organizaba una gran fiesta con buena música y hasta un castillo.

COLOFON: Hoy hace 11 años falleció en Santo Tomás el escritor y periodista, José Eulises Bolaños De la Hoz, quien sin lugar a dudas contribuyó mucho con las festividades de la Virgen del Carmen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *