27 noviembre, 2021

La tragedia chibcha

Por Giancarlo Silva Gómez

Esta semana que pasó, tuvo los tintes de una tragedia griega que, en un tono serio contrario a la comedia, nos invita a los espectadores del sainete a pasar de la compasión al horror en un santiamén. Nuestra capacidad se sorpresa estuvo al límite los últimos 7 días.

El lunes vivimos una pausa forzosa, medio apocalíptica, en las redes sociales, que pusieron en evidencia nuestra estupidez digital; dicen los viejos en su fardo de sabiduría: “cuando burro no había, ¿gallinazo qué comía?”. De ese momento obligado de paz me quedo con los memes, que como siempre, sacaron lo más genial de nuestro ingenio chibcha.

Cuando ya casi se nos habían olvidado los panamá papers, salen en una trapisonda periodística los pandora papers. Lo curioso es que el pobre Pastrana, que anda más enredado en temas baladíes desde que se le dio por acudir voluntariamente a la JEP, acompaña a la pobre Marta Lucía en cuanto escándalo se revele en el país. A la pobre vice-canciller le salen “fantasmas” por doquier.

En una suerte de transfobia institucional, una patrullera trans de la policía fue destituida e inhabilitada por robarse un cosmético de ciento cuarenta mil pesos. En un país carente de una política pública de la comunidad LGBTI y con un expresidente en ejercicio que se las tira de marica (es noticioso…) es apenas comprensible que en la comunidad del anillo se vean estas cosas. La policía debe ser un ente dinámico que se adapte a las nuevas realidades y no un rezago del dogma castrense puro y duro.

Pero hablando de maricas y presidenciables, flaco favor le hacen los de la coalición de la esperanza y el desteñido Alejandro Gaviria al uribista del sombrero: mientras se desgastan en una consulta para el mes de marzo, a 2 meses de la elección, demuestran que el centro es un espejismo y que a fuerza de su falta de consenso la segunda vuelta será entre Petro y el que diga el hijo del enano del carriel. Como ocurrió con la ola verde del 2010 y la campaña de fajardo hace 4 años, los sectores alternativos no saben jugar con el sistema y sucumben en los momentos importantes. Adenda: de tanto reírnos de la cabal, no la debemos descartar…

En un capítulo para la historia de la comedia paisa, el gerente de telemedellín nos aconseja “hacer caso como un verraco” para escalar en los altos cargos del gobierno; lo deleznable de este capítulo no es la lambonería del funcionario o la complacencia del alcalde, sino la dependencia absoluta de un medio de comunicación al ente territorial en franco detrimento de la independencia y neutralidad esperada del mismo. En Alemania, una vez superado el nazismo, se intervino la Deutsche welle y hoy es financiada por el gobierno central, pero con una junta directiva plural que escoge libremente a su director. ¡La lambonería da sus frutos, y si no que lo diga Felipe Zuleta!

Pero todo no fue malo esta semana: la selección empató 2 veces y no es mediocridad como lo entenderíamos los legos, sino cálculos avezados del técnico. Una pléyade de tuiteros adornará las listas al congreso y mi querida epa colombia se vuelve la envidia de todos porque empieza la semana tirando billetes por la ventana de un helicóptero y la termina besándose con Lina tejeiro, es decir, cumplió 2 sueños de los hombres promedio. Pero esta película de alguien regalando billetes, aspirando al congreso, presumiendo fortunas sorpresivas y con cercanía al enano del carriel ya la vi hace casi 30 años, y lamento recordarles que no le va a gustar el final…

Que el diablo nos coja confesados si esta nueva semana sigue tan trágica como esta y la selección no le gana a ecuador o publican los ubérrimo papers.

A guisa de coda, pendientes quedaremos de la llegada de Daniel Coronell a la W, pues el juego de lo institucional que representa julito y la independencia y antipetrismo del nuevo panelista serán agua y aceite, pero en radio, dinamita pura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *