2 diciembre, 2022

Alcalde de Cali habla sobre el uso de la Ivermectina

El alcalde de la capital del Valle del Cauca, Jorge Iván Ospina, resolvió algunas dudas sobre esta nueva decisión.

La Gobernación del Valle del Cauca y la Alcaldía de Cali anunciaron que a partir de este viernes 10 de julio de 2020, la ivermectina, medicamento reconocido por su uso contra los piojos y parásitos en humanos, será utilizado como tratamiento para pacientes con coronavirus COVID-19 en ocho municipios del territorio, incluida la capital.

La medida busca, según las autoridades de salud, evitar que las personas contagiadas se agraven y lleguen a las unidades de cuidados intensivos (UCI), que ya alcanzan una ocupación del 85 %. El 45,4 % corresponde a pacientes positivos o sospechosos para coronavirus.

Ante esta nueva decisión, el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, habló y resolvió algunas dudas que preocupan a la comunidad frente al uso de este medicamento.

Jorge Iván Ospina: Debemos actuar integralmente con una estrategia que no deje espacios para la duda. Hemos incrementado las UCI y los protocolos para atender al paciente que allí se encuentra. Hemos consolidado la estrategia preventiva del aislamiento social, el lavado de manos y el uso de tapabocas, acción fundamental para evitar el contagio.

Pero durante el proceso infeccioso es fundamental agotar una acción farmacéutica, farmacológica, y por eso estamos pensando en la acción de la ivermectina.

Orientamos esta acción debido a las evidencias científicas en Vietnam, Ecuador, Perú, Costa Rica (…) donde el uso de la ivermectina ha reducido la derivación a UCI (unidad de cuidados intensivos). Es decir, ha prevenido la hiperinflamación, que provoca muchos estragos en el paciente y genera alta letalidad.

Estamos convencidos de que podríamos tener un éxito adicional en esta lucha contra la pandemia.

Es una decisión concertada con muchos expertos, que tanto Cali como el resto del Valle del Cauca, ha asumido adelantarla y financiarla.

¿Cómo va a ser implementada?

JIO: Pretendemos distribuir por lo menos 20.000 dosis de ivermectina a pacientes COVID-19 positivos, sintomáticos respiratorios, sospechosos y contactos.

Usted menciona que ha sido probada en otros países, pero además de esta experiencia, ¿hay algún estudio contundente que confirme que el medicamento es efectivo en pacientes con COVID-19?

JIO: Hay algunos estudios in vitro en Australia, donde la ivermectina frente al virus funciona como un antiviral rápido, con un importante efecto. Este estudio se hace con unas dosis mucho más allá de las que podríamos distribuir en humanos.

Pero también quiero hacerme la pregunta:

¿Qué más hacemos?, ¿quedarnos de brazos cruzados cuando nos llegue el pico de la pandemia, que va a saturar nuestras UCI?

Hemos identificado que la ivermectina, que se utiliza desde hace 40 años como antiparasitario, tiene pocos efectos colaterales e interacciones con otros medicamentos y podría tener un gran impacto en este desarrollo.

No tenemos estudios concluyentes en nuestro país, pero debemos asumir riesgos cuando lo que está en peligro es la vida de los ciudadanos.

Si nosotros adelantamos este proceso: de entregar en una sola dosis la ivermectina. Si la persona sospechosa, con síntomas respiratorios o con COVID-19 positivo se lo toma, seguramente vamos a poder reducir el traslado del virus de la membrana hacia el núcleo.

Vamos a reducir ese proceso de hiperinflamación que pone al paciente en muchísima gravedad.

No olviden que la letalidad en UCI está en el 50%. No olviden que cuando hay dudas, pero lo que está de por medio es la vida, debemos asumir riesgos.

Este es un medicamento que la gente puede adquirir fácilmente, ¿cuál es la recomendación frente a una posible automedicación?

JIO: Principal recomendación: este medicamento también tiene presentación para uso veterinario, nosotros nunca vamos a orientar a que alguien consuma el medicamento que tiene presentación veterinaria.

Segunda recomendación: esto es para pacientes que se encuentren como COVID-19 positivos, pacientes sospechosos o contactos, no en la fase hospitalaria de la enfermedad o en UCI. Estamos hablando de la fase de la virosis, cuando el paciente comienza a tener los primeros síntomas, cuando podría tener, efectivamente, un resultado si se hace de orden precoz.

Y tercero: jamás, por nada del mundo, renunciar a las acciones de uso de tapabocas, de lavado de manos y de aislamientos social. Entendemos que eso es fundamental y no podemos relajarnos en este tipo de acciones.

Tampoco podemos relajarnos en tener buenos protocolos y procedimientos en las UCI.

Queremos tener una oportunidad más de orden farmacológico con la ivermectina y, en un segundo grupo de estudio en Cali, vamos a adelantar con un cóctel de nitazoxanida, ivermectina y aspirina, de tal manera que podamos tener los dos grupos de trabajo actuando, y podamos reducir las complicaciones y derivaciones a UCI.

About Post Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *